viernes, 3 de septiembre de 2010


Desde el día en que te conocí me enamoré de ti
en ti ví todo lo que siempe imaginé.
Pronunciaste mi nombre y yo supe por fin que así
comenzaría un cuento que no tiene fin.
Oh baby, te amaré para la eternidad
yo te amaré, será pura lealtad
yo te amaré, y nunca negaré que te amaré.
Nada importa más que tu amor, y sólo Dios sabrá
que tan enorme es la pasión que existe en mí
moriría en tus brazos hoy sabiendo que tú, mi amor
abrazarías mi alma en tu interior.
Niña tu amor afecta a mi cuerpo, cuando ries parezco volar
es la magia que sale de tu interior.
Me rindo ante tu mirar y quisiera gritar que te amaré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada